Tangle Teezer ¿segundas partes nunca fueron buenas?

by - abril 07, 2014

Tenía una deuda “histórica” con el cepillo Tangle Teezer. Ya te conté mi nefasta experiencia en su día aquí. A veces creas un montón de expectativas en un producto. Sabes que funciona porque confías en las personas que te lo han dicho. Lo haces objeto de deseo durante un tiempo y cuando lo tienes... ¡¡no te va bien!!

Seguro que sabes de lo que te hablo y que te ha pasado más de una vez. Sí, ya sé que cada cuerpo es un mundo y lo que te va bien a ti no tiene por qué irme bien a mí, y viceversa, pero sinceramente aplicar esta máxima a un cepillo para el pelo… pues nunca lo había pensado la verdad.


tangle teezer


Y así es. Verás. El cepillo Tangle Teezer acabó arrinconado en mi lavabo durante mucho tiempo. Hasta que un día llegó mi sobrina Clara. Se quedaron a dormir “los niños” (-esos adolescentes que tengo por sobrinos y que me niego a admitir que ya no son mis niños-). El caso es que a la mañana siguiente después de la ducha a Clara le llamó muchísimo la atención el cepillo y decidió probarlo. Salió encantadísima del lavabo, quería uno igual y lo quería ya. Según ella era “súper guay porque te desenreda de una pasada sin tirones ni nada, tía Cinti, yo quiero otro”. Total que obviamente se lo acabó llevando. (Algún día os hablaré de miembros de mi familia que entran en mi baño como quien va al súper… jajajaja –y yo encantada oiga-). Clara tiene un pelo ondulado, fino, no muy difícil pero sí algo rebelde. Parecido al mío, aparentemente.


Pero la historia no acaba aquí. Al cabo de unos días, Jadisha, mi princesa del desierto, la nena saharaui que viene a pasar los veranos descubrió el Tangle Teezer. Lleva veranos pasándolo mal porque no conseguimos desenredar su pelo sin darle tirones. Hasta su madre se lo cortó para que nos fuese más fácil, pero su pelo, extremadamente rizado sin ser afro, se nos resistía un poco y algún tirón se acababa llevando. Hasta que como te digo, descubrió Tangle Teezer. Se enamoró tanto del cepillo que te puedes imaginar el final de la historia. Sí hay al menos un Tangle Teezer en su campamento. Y este año si Dios quiere se llevará más. Si no para regalar a su familia para cambiar por otras cosas de más necesidad. Sea como sea le sacará provecho.

Si eres de las que dudan todavía sobre el Tangle Teezer puedes leer el post del que te hablaba al principio (es este)  y sobre todo leer los comentarios que la gente hizo en su día, porque en la variedad de opiniones está la riqueza de éste blog. Nunca me cansaré de decirte que tu opinión es muy importante para mí.


¿Usas o has usado la Tangle Teezer? ¿Tienes algún clon? Si te gusta el blog puedes hacerte miembro en la parte superior derecha. Es solo un minuto y a mí me haría mucha ilusión. Gracias de antemano por hacerte miembro.

You May Also Like

16 comentarios

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional. Safe Creative #1710100283560