.post-labels { height: 0px; visibility: hidden; display: none; }

Secretos de belleza de Marilyn Monroe

by - agosto 08, 2017

7 tips de belleza de Marilyn Monroe que puedes aplicar fácilmente tú misma ¿Te animas? 


Rita, Ava y Audrey, por este orden son mis actrices del cine clásico favoritas. Nunca me gustó Marilyn Monroe sinceramente, hasta que empecé a buscar información sobre sus trucos de belleza…

Durante esta semana he descubierto una Marilyn inédita. Una Marilyn con un alto coeficiente intelectual y una sensibilidad especial. Hay que ser muy inteligente para hacer creer al mundo el mito de la rubia tonta. Pero Marilyn iba mucho más allá. Se sabía objeto sexual y supo aprovecharlo en su beneficio. Pero nunca cruzó los límites. A pesar de estar muy liberada sexualmente para la época nunca consintió tener relaciones con un director/productor por un papel. “Hollywood es un lugar en el que tendrás que pagar mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma”.

Una Marilyn sencilla y alegre que sabía apreciar cada curva, cada defecto de su cuerpo y amarse como mujer “Para todas las chicas que piensan que eres fea porque no eres talla cero, tú eres hermosa, la sociedad es la fea”. Supo convertirse en un mito. Es el mito erótico del s.XX por excelencia. Marilyn es y será, porque su nombre ha quedado por siempre en la historia.

marilyn monroe maquillaje


Y aunque alguno secretos seguirán siendo secretos, Marilyn compartió con el mundo sus trucos de belleza ¿Quieres saber algunos? Toma nota.

1. El primero tiene que ver con la manera de vestir. Le gustaba usar ropa ceñida que marcase sus curvas, pero no apretada. Tenía muy clara la delgada línea entre la sensualidad y la vulgaridad. Usaba prótesis de pecho para embellecer el busto -bendito push up, invento moderno- y adoraba los tacones. ” Tu ropa debería ser lo suficientemente apretada como para demostrar que eres una mujer, pero también lo suficientemente holgada como para demostrar que eres una dama”. Cuellos halter, falda lápiz por debajo de la rodilla… todo vuelve y estos outfits siguen siendo tendencia.

2. Creía firmemente que la piel perfecta era la que estaba absolutamente hidratada. Y nunca bronceada. Decía que la piel más bonita era la que potenciaba su color natural. Sabía lo perjudicial del maquillaje y podía lavarse la cara hasta 15 veces al día (aunque a mi este dato me parece más un trastorno). El caso es que usaba cremas untuosas para hidratar la piel y vaselina o la archiconocida Eight Hours de Elizabeth Arden para dar jugosidad en la piel, a modo de iluminador. (Hace tiempo escribí sobre el 8h, puedes leerlo aquí)

3. Practicaba el contouring en nariz y pómulos, pero sobre todo ¡En labios! Sus característicos labios rojos podían llevar hasta 5 tonos de rojo diferentes.  Pero tu puedes hacerlo fácilmente con tres: Uno oscuro para perfilar, uno medio para rellenar y uno más claro para el centro.  “pooh pooh bee doo!

4. Sabía de la importancia de las cejas y las tenía perfectamente definidas, finas como marcaba la época y con arco pronunciado que las hacía muy sexy. Además, usaba medias pestañas postizas para que resultado fuera más natural.

5. Los ojos los maquillaba con sombra blanca por todo el parpado y oscureciendo un poco por encima de la cuenca con alguna sombra más oscura. Es un maquillaje que ya usó en su día Greta Garbo y que Marilyn supo potenciar poniendo en el párpado móvil unas gotas de aceite o la misma vaselina.

6. Respecto a su característico delineado usaba tres colores. El negro para el párpado móvil, un marrón oscuro para sombrear las pestañas inferiores que alargaba para rasgar el ojo y un lápiz blanco para la línea del agua. Se dice que también ponía uno rojo por dentro del lagrimal para que sus ojos pareciesen aún más blancos.

7. Su mítica cabellera no era lo único que tenía platino ya que decoloraba todo su vello. Nunca quiso retirarse el vello facial porque creía que eso la hacía deslumbrar aún más

¿Has tomado buena nota? ¡¡Aquí tienes algún truco más que seguro te sorprende!!.






Pon tu email aqui:


Gracias a FeedBurner

You May Also Like

5 comentarios

  1. Desde luego fue todo un icono. Lo que no sé es hasta qué punto está información que nos ha quedado de algunos iconos es cierta o son simples rumores. Desde luego y como dices, los de lavarse la cara 15 veces al día parece más un síntoma de toc que un truco de belleza.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Marilyn es desde luego fascinante, esa mezcla única de descaro y fragilidad... como bien dices, esos tics que tenía (como lo de lavarse la cara 15 veces al día) dan idea de la gravedad de los problemas que la atormentaron durante toda su vida.

    Hay una anécdota flotando por ahí sobre ella y su maquillador Allan “Whitey” Snyder que aunque triste, me gusta mucho: al parecer eran muy amigos, y durante toda su carrera ella exigió que fuera Whitey quien la maquillara para sus películas... hacia el final de su vida, Marilyn le pidió que la arreglara para su funeral si ella moría antes que él, una petición que a Snyder le tocó cumplir no mucho después.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego invertía esfuerzos y estaba bien asesorada para estar guapa Miss Monroe :)

    ResponderEliminar

Tus comentarios son un regalo que recibo con mucha ilusión. Por favor, no dejes links ni hagas spam. Intentaré devolverte la visita en cuanto pueda

cc

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.