Maldito Febrero: Como evitar que nuestros propósitos de año nuevo fracasen

by - febrero 03, 2016

Para empezar no los veas como propositos sinó como objetivos. Cambia el tener que, deber de... por Voy A Conseguir 


Adelgazar, estudiar más, trabajar menos, comer mejor…. Son algunos propósitos que muchos  nos marcamos el día 31 de diciembre y que seguramente la mayoría haya dejado de cumplir por estas fechas pero ¿Cómo conseguir nuestros objetivos? ¿Cómo aumentar nuestra disciplina? Pues con tres sencillos ingredientes: realidad,  voluntad y orden.




Podemos decir: Este año quiero a adelgazar, sin concretar más, pero al ser un propósito tan vago nos costará mucho cumplirlo. Cámbialo por “este año voy a adelgazar X quilos” (realidad: márcate un objetivo que puedes alcanzar en un tiempo determinado coherente). Para ello voy a renunciar a la bollería industrial, los dulces  y al comida procesada (voluntad: vamos a comer mejor y no pecaremos con los dulces ni cuando estemos en esos malditos días premenstruales). Y para cumplir mis objetivos voy a realizar un plan consistente en: X dieta (hacer una tabla semanal) X ejercicio (también es bueno hacer una tabla semanal). Esto último es orden.

Nunca uses el tengo que, debo de, he de… el cerebro es un púas e interpreta todo esto como órdenes, y no nos gusta tener que cumplir las cosas por obligación ¿verdad?  Así que cámbialo por voy avoy a conseguir… Tampoco uses el quiero porque es muy abstracto, una cosa es querer algo y otra conseguirlo. Apréndete esto como si fuese un mantra; Consigo todo lo que me propongo. Este año voy a ponerme tod@ buenorr@

Veamos otro ejemplo. Este año quiero estudiar más. ¿Estudiar más o rendir mejor?  No sería mejor que te cundiesen más las horas y le dedicaras menos tiempo al estudio? Pues “este año voy a organizarme mejor los tiempos de estudio para sacar mejores notas” ¿y cómo? Realidad.  Plantéate cuanto tiempo real tienes para dedicarte a estudiar, puede que tal vez sea solo media hora o una hora al día. 

Voluntad. Fíjate ese horario y bloquéatelo y orden. Divide los temas por secciones y estudia uno de cada vez, asegúrate que durante el tiempo que has fijado no hay ninguna distracción y que el tema es abarcable. Si no lo es. Divídelo. La idea es que al final de tu tiempo de estudio hayas asimilado y memorizado todos los conceptos básicos y seas capaz de explicarlo con tus propias palabras. Créeme ¡funciona! Recuerda: Consigo todo lo que me propongo. Este año voy a conseguir subir la nota media.





Yo no creo cuando la gente dice que tiene poca fuerza de voluntad. Todos tenemos una fuerza de voluntad infinita, el problema es que la enfocamos mal. Cuando por ejemplo queremos dejar de fumar y no podemos no es porque nos falle la fuerza de voluntad si no porque realmente no estamos motivados para ello. Seguro que si te propones alguna cosa de verdad, algo que deseas con el corazón (algo realista) puedes conseguirlo.

Es por eso que también podemos establecer un premio. Por ejemplo. Si llego al peso que me he marcado me compraré como premio esos tejanos, vestido, camisa… que quiero. O si saco buenas notas me iré a celebrarlo a un spa o…. si buscas una motivación siempre es más fácil. Centrar un objetivo sabiendo que hay una buena recompensa siempre es más motivador.

                                                            ******************

No sé si quieres que escriba sobre estos temas, motivación, gestión del tiempo, o puede que hasta te interese tips para estudiar mejor no tienes más que dejarlo en la cajita de comentarios. Ya sabes que tus comentarios son  muy importantes para mí y si hay algún tema del que quieres que se hable ¡Coméntalo! 


Pon tu email aqui:


Gracias a FeedBurner

You May Also Like

10 comentarios

Tus comentarios son un regalo que recibo con mucha ilusión. Por favor, no dejes links ni hagas spam. Intentaré devolverte la visita en cuanto pueda

cc

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.