Tamalys, cosmética eco para mi tocador

by - agosto 05, 2014

Yo no sé tú pero yo es llegar el verano y no apetecerme nada el tema de maquillajes y cosmética. Paso a maquillarme lo imprescindible y busco productos cosméticos ligeros y fáciles de aplicar. Además, si me sigues por InstagramFacebook o Twitter, sabrás que últimamente estoy cambiando los hábitos hacia un consumo responsable, más ecológico y natural, sobre todo en lo que alimentación se refiere, pero poco a poco también la cosmética bio se hace hueco en mi tocador.

Tamalys es una marca cosmética francesa con certificado ECOCERT® cuyas materias primas proceden del cultivo bilógico. Obviamente no testa en animales y sus productos están libres de parabenos y aceites minerales, perfumes, silicona,  colorantes y conservantes sintéticos… sus productos contienen Tamaline, una substancia sacada de la fresa que aporta un alto efecto antioxidante.



Sobre la crema de día de Tamalys me gusta porque es fresca y calmante.  La piel se muestra más nutrida. Es muy, muy ligera y confortable. Es ideal para aquellas que sin tener la piel madura ya no tenemos 20 años y las cremas para nuestro segmento se nos hacen muy pesadas. Contiene, además de Tamaline, áloe, aceite de jojoba balsámico y aceite de almendras. No engrasa.

La crema de noche  es regenerante  y contiene extracto de malva y agua de siempreviva, además de jojoba y albaricoque. La manteca de karité y el ácido hialurónico hacen que la piel retenga el agua además de mantener la elasticidad, firmeza y alisar las arrugas. También se trata de una crema ligera y agradable de aplicar. ¿Quieres un plus? Ponla en la nevera y realiza un fresco masaje al acabar la jornada, ¡verás cómo luce tu piel al día siguiente!

El serum Tamalys  por su parte es ideal para revitalizar las pieles más cansadas y estresadas –como la mía- se absorbe rápidamente y tiene propiedades redensificantes. Como todos los sérums se debe poner antes de la crema, aunque ya sabes que yo de tanto en tanto hago trampas y lo uso también para aligerar la base de maquillaje, sobre todo en verano.

Debo decir que aunque me encantan todos los productos si tuviese que elegir uno solo sería sin duda  la espuma limpiadora. Es ideal. No solo porque limpia de maravilla  y desmaquilla, sino porque es super fresca y si ya te lavas la cara con agua fría el resultado es… ¡Fantástico! Como todas, tiene Tamaline. Además áloe, aceite de coco y azúcar… La sensación de limpieza total, frescor y suavidad.  Yo que soy muy maniática con el tema de la limpieza le doy una muy buena nota. Eso sí mucha espuma no hace, es uan textura algo diferente, la verdad.

En resumen: Tamalys está indicadísimo para aquellas que empiezan a cuidarse y les preocupan las primeras arrugas, sobre todo para las que quieren productos ligeros y fáciles de aplicar. También para aquellas que buscan una cosmética más ecológica y respetuosa con el medio ambiente.  Y sobre todo para las que como yo se encuentran en un in pas donde las cremas solo hidratantes se les quedan cortas y las antiarrugas demasiado grandes.

Sobre si repetiré ya avanzo que sí, ¡¡el verano que viene!! De momento voy a seguir usándola lo que queda de mes y algo del mes que viene, si es que me dura, porque ya llevo dos meses con ella. Posiblemente se convierta en mi tratamiento de cabecera de las épocas estivales porque como te decía al principio en verano necesito productos muy muy ligeros que me den sensación de confort y que además ¡Funcionen! Y estos cumplen con mis requisitos.


Tamalys se vende exclusivamente en tiendas profesionales de cosmética. Yo te dejo como siempre su web aquí  para que puedas ampliar la información ¿Tú qué opinas de la cosmética eco? ¿Conocías Tamalys? ¿Qué te parecen sus productos?


You May Also Like

17 comentarios

Tus comentarios son un regalo que recibo con mucha ilusión. Por favor, no dejes links ni hagas spam. Intentaré devolverte la visita en cuanto pueda

cc

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.