Sentirse Bella. La belleza interior

by - miércoles, abril 03, 2013

Llevo un par de días un poco bajona, no sé si por el cambio de horario o la astenia primaveral, pero estoy muy choff, cansada, con sueño y con el ánimo un poco bajo. No tenía ni ganas de escribir, ni se me ocurría ninguna buena idea (perdonad por el retraso, sé que debía estar hecho desde esta mañana pero como os comento no me encontraba con ánimos) El caso es que hoy, después de leer el blog de Lady Amazona y dejarle un comentario me he dado cuenta de cómo cambia tu percepción de la belleza según tu estado de ánimo.

Me explico: cuando estás mal no te apetece nada arreglarte, y como no te arreglas te ves peor. La gente ve tanto tu actitud negativa como tu aspecto “¿Descuidado?” así que la mayoría también te ve mal (y los que te conocen se preocupan). Sin embargo cuando estás bien tienes ganas de hacer, salir, arreglarte (no hablo de maquillaje hablo de ponerse guapa en general, de gustar y gustarte). La imagen que se refleja en el espejo es agradable, y la que proyectas al exterior también.

via Imagenesenfacebook.com

Después de la muerte de mi padre, de empezar a tener mis desordenes hormonales, engordar…. Reconozco que me “descuidé” un poco. Eso no quiere decir que tuviese una imagen dejada, siempre he sido presumida, pero la moda, la ropa, dejó de interesarme, no me veía bien con nada y poco a poco dejé de arreglarme y al final acabé también optando por maquillajes rápidos y sencillos, imperceptibles, de los de “salir del paso”.

Con el blog poco a poco ha ido cambiando eso. Empecé por cuidarme más, volviéndome a poner mis “potis” y cremas. A maquillarme. Cambié el peinado y arriesgué más. Gracias a muchas de vosotras que siempre estáis ahí animando he ido ganando otra vez confianza. Me veo guapa, y la gente de mi entorno no para de decirme lo bien que se me ve y como he cambiado. Y aunque poco puedo hacer por cambiar las causas que provocaron mi “mala época” debo aprender a aceptarlo y mirar hacia adelante (que gracias a vosotras es más fácil).

En resumen: sé que a veces no tenemos ganas de arreglarnos, estamos bajonas, deprimidas y con los ánimos por los suelos. Pero es importante que en esos momentos hagamos un esfuercito y lo hagamos, nos sentiremos mucho mejor y también nos verán mejor. En serio. Es una buena manera de motivarnos y sinceramente hace las cosas un poquito más fáciles. Así que la próxima vez que estéis tristonas, daros un buen baño o ducha, poneros vuestras cremas favoritas, ropa interior bonita y arreglaros aunque sea para estar por casa. ¡Ya veréis como os hace sentir mejor!! 

You May Also Like

32 comentarios

Tus comentarios son un regalo que recibo con mucha ilusión. Por favor, no dejes links ni hagas spam. Intentaré devolverte la visita en cuanto pueda.

Follow

cc

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.