jueves, 23 de octubre de 2014

Horrores de la Cirugía estética III: ¿Pero qué te has hecho Antonia?


III eran 3, tercer post, tres ejemplos


Hacía ya tiempo que no hablaba de la cirugía estética, (Horrores I, Horrores II) pero el  caso de Renée Zellweger me ha hecho dejar en un cajón el post que ya tenía preparado. Sé que algun@s pensáis que la actriz estadounidense, de 45 años, nunca ha sido muy guapa, pero para mí tenía un encanto que le hacía única y bellísima.

Todavía no está claro qué le ha pasado o por dónde ha pasado  Renée Zellweger para ese cambio tan radical. Algunos dicen que es solo la edad y la pérdida de peso y tal vez tengan razón. Yo obviamente no soy para nada experta en estos temas pero diría que se ha hecho algo en los ojos, los tiene más redonditos y diferentes (amén de que las cejas las lleva de otro tono y ya sabemos la importancia de las cejas para enmarcar la cara). Sea como fuere el cambio no ha gustado demasiado entre sus fans y la verdad, a mí tampoco me gusta.

En la foto de abajo la podemos ver delgada y aun así conserva la redondez de sus facciones y los ojos alargados


Otra que no entenderé que se hizo es la preciosa, perdón, antes preciosa, Meg Ryan. ¿Cómo puede gustarte pasar por un rostro angelical a ser la novia de “Joker”? Para que diantre se tuvo que tocar nada si era guapísima? Que sí, que la presión pública puede, que se les exige eternamente jóvenes, pero retocadas están también Elsa Pataky, Paz Vega o la mismísima reina Doña Leticia y la verdad…. Ni punto de comparación (¿uy será que las españolas sabemos operarnos mejor??)





Y por último el motivo real de este post. Y es que navegando por la red, con todos los dimes y diretes sobre Renée Zellweger me topé con una foto de Lara Flynn Boyle que casi me tira de la silla. Lo primero que pensé sinceramente es que había tenido un grave accidente de algo y le había “volado” la cara.  A mi Lara Flynn Boyle me encantaba. (Siempre he querido tener un cutis así, níveo, anguloso, enmarcado en una cabellera negra como la noche). Yo no quiero ponerme en el lugar de esta mujer, sentir que habiendo sido uno de los rostros más bellos y mujeres más deseadas por una decisión suya y solo suya hacerme esto…. Y tener que verlo todos los días en el espejo.


Sé que seguro que se os ocurren más ejemplos,  -dejando de lado la familia Jackson- pero eso es tema de otro post. Me reitero que no estoy en contra de la cirugía estética, ni de los tratamientos de Botox y demás. En nuestro país hay grandes profesionales aun capaces de negarse a hacer algunas cirugías sin sentido o que van en contra de sus principios éticos.


En fin, que es una lástima que mujeres tan bellas se hagan esto y no acabo a comprender los motivos reales para ello ¿realmente cómo se ven ante el espejo? ¿Cómo se veían antes? Es que yo me imagino siendo Lara Flynn Boyle y lo último que pienso es en poner un bisturí en mi preciosa cara. Que se lleva dos años con Dita Von Teese… y la diferencia es brutal (menciono a Dita porque es del estilo de mujer que veo como prototipo de belleza ideal para mí, no sé si ella se ha retocado algo pero si lo ha hecho olé por el cirujano)

Para darle una oportunidad a Lara, Dita va sin maquillaje


Blogging tips